Personas ya paseadas, personas a precio de lance

Hay personas de lance, usadas por manos olvidadas


personas de segunda mano, con poso y polvo


amarillentas pero con vida entre sus pliegues.




Hay personas geniales porque ya están paseadas.