Para aprender… mirar. Y luego ver

Y sin querer queriendo, miré de frente y lo vi. Un libro de lo más inútil, pero lleno de historias útiles. Para aprender mirar. Y a poco que lo intentes, luego ya… ver.