Nadie es corriente, todos somos especiales

Cuando te juntas con personas 
que esperas muy superiores a ti
pero encuentras a gentes muy corrientes,
te estremeces un poco,
dudas un mucho,
te lo preguntas.

Tal vez no sabes darte cuenta de su propio valor
y entonces esperas estar equivocado, 
para no tener miedo de lo que te rodea.

Seguro que no son tan corrientes.