Muchas veces reírse es lo inevitable para no ser violento

Tal vez lo más serio sea reírse, cuando ya todo lo tenemos casi perdido. Una sonrisa puede hacernos ganar la batalla de la vida.

Sobre todo si ya nos han rendido; que no es lo mismo que habernos rendido nosotros. 

Mejor reírse, que es lo más serio. 

Muchas veces reírse es lo inevitable para no ser violento.