Los arcos tensados de la vida. Nuestros espacios

Los arcos tensados de un puente de Bilbao me recuerdas a los espacios compartimentados de la vida. No todos son iguales ni miran hacia el mismo horizonte. Cada uno tenemos el nuestro y no resulta fácil pasarnos de uno al otro. Por eso y aunque parezcan iguales y siendo diferentes, debemos disfrutar del nuestro sin fijarnos en el de los otros. No sirve para nada.