La fotografía como parte de la historia. Encontrada en la basura

No es sencillo de entender que toda una colección de negativos de un buen fotógrafo que había dedicado toda su vida a este noble ARTE termina en las basuras de cualquier calle esperando que alguien por casualidad las recupere. 

¿Cuántas veces habrá sucedido algo similar y nunca nos habremos enterado, con fotografías, libros u objetos de valor histórico?

Esto ha sucedido con más de 3.800 negativos del fotógrafo Joaquín Tusquets De Cabirol de los años 40 a 60 del siglo XX en una España donde se hacían pocas fotografías pues no era una afición barata.

En el año 2005 se encontraron en un contenedor de Palma de Mallorca y hubo la suerte de que fuera el coleccionista Toni Amengual quien descubrió aquel tesoro hace quince años. NO solo las conservó sino que las digitaliza para ver qué se escondía dentro de todos esos negativos.

Fallecido Joaquín Tusquets en el año 1975 nada se sabe ni de los motivos ni de la responsabilidad de quien en un momento de aquel 2005 decidió desprenderse de este tesoro que ahora podemos ver en parte por las redes sociales. 


¿Es posible que seamos tan lerdos como para no dar un valor a esta parte de la historia? ¿De verdad creemos que estos legados les perteneces SOLO a los responsables de la herencia legal? Los billetes no se tiran a la basura, pero en cambio 3.800 negativos de la historia de España sí.

La imagen que vemos arriba está tomada en algún lugar de Andalucía y fechada en el año 1957. 
La de abajo es el antiguo Bar Montseny, en el barrio de Gràcia de Barcelona del año 1955.COLECCIÓN T. AMENGUAL.