La belleza es imposible de clasificar. Una simple hoja

A veces la belleza está en una simple hoja de zarza, de mora, de una simple maceta que intenta tener frutos y busca el sol para verdear. Pueden ser contrastes, colores, detalles o simple estado de ánimo del espectador. La belleza es imposible de clasificar.