Decir NO es muy sencillo, son dos letras

No. No y no. A veces decir NO es complicado, por eso tendemos a esconderlo detrás de circunloquios complejos. Es muy sencillo. Decir NO son dos letras. Y si acaso luego… una explicación leve. Es mucho más complicado decir SI con responsabilidad.