Aragón siempre tiene flores, incluso en el invierno

A veces una simple flor aragonesa nos muestra la sencilla forma de mantenerse erguida cumpliendo con su trabajo, el de simplemente decorar el campo. ¿Alguien se imagina el campo aragonés sin flores silvestres? No es posible, no es deseable, no es posible imaginárselo. Aragón siempre tiene flores, incluso en el invierno.

Estas flores en sus tres estados (antes, durante y después), son de Anzánigo, Huesca.