Son peces de ciudad, son peces azules portugueses

Son peces de Oporto, peces de ciudad que flotan entre unas aguas azules que no se mueven mucho. Son peces de mar pues las aguas del Duero son grises tirando a marrones y estos peces no quieren soportarlas. O sí, tal vez si acaso a la hora de comer pues entre las aguas turbulentas y cochinas es donde mejor se come lo que nadie quiere.

Son peces de Oporto que no beben vino, y ellos se lo pierden, pero que se mueven muy rápido pues no se dejan atrapar por los cazadores de sueños. Por eso siguen siendo azules.