Madrid ayer. Madrid mañana. Madrid siempre. Madrid abierto

Volveremos a fotografiar Madrid, y sobre todo volveremos a Madrid para comer bocadillos de calamares o vermut de grifo. Volveremos a Madrid para ver museos o teatros, para pasear por sus parques o para hablar con sus gentes. Volveremos sin duda al Madrid de siempre, al dolido y herido, como lo hicimos cuando el aceite de colza, o tras el Golpe de Estado. Madrid es nosotros, Madrid es de todos, Madrid seguirá abierto muy pronto.