El pasado salió desde abajo, cuando se cayó el presente

No estaba roto, simplemente dejaba ver el pasado de la pared. El presente se había ido destrozando, dejando paso otra vez al pasado que salía desde abajo. Muchos nunca lo habían estudiado, pero seguía allí, esperando a que el presente se cayera de viejo.