No hay salida. Tras un cuadro viene otro cuadro

Todos nos movemos sobre espacios perfectamente delimitados, cuadrados de donde no debemos salirnos para no ser acusados de transgresores. Son espacios visuales que no siempre vemos pues están creados con disimulo, para hacernos creer que somos libres de salir o entrar cuando deseemos. Pero estos cuadros están siempre cerca de otros cuadros. Y cuando crees que has salido de uno, simplemente te has metido en el otro.  No hay salida.

"Madrid desde Madrid" - 2020 - Madrid