Soldado herido buscando amor y comprensión

El soldado kurdo Ahmed Ibrahim de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) sufrió las heridas de la guerra con sus 18 años cuando una bomba le quemó gran parte de su cuerpo. Su pareja le visitó varios días después en un hospital de Al-Hasakah, pues se negaba a verle lleno de heridas sin curar. 

El fotógrafo irlandés Ivor Prickett para el New York Times captó el momento en el que la mujer no sabe ni mirarle de frente, rota por la desdicha del destrozo humano al que no se puede acostumbrar nunca ninguna persona. Él en cambio con su mirada casi perdida busca tal vez la necesaria comprensión ante su situación de destrozo y dolor. 

Es una fotografía candidata al World Press Photo 2020.

El fotoperiodismo es la mejor herramienta para conocer los horrores de los humanos que sin su presencia y costoso trabajo, siempre se escondería pues a los poderosos no les interesa que conozcamos sus barbaridades.