Los señores en pelotas, en Gerona se quedan asombrados

En Gerona los señores se quedan asombrados por nada, enseguida se ponen compungidos en cuando ven flotar los peces sobre el asfalto, sobre todo si ellos antes van en pelotas. Tengo mis dudas, como siempre, y no sé si esto mismo sucede igual en Zaragoza o en Madrid, pero de momento yo lo he visto en Gerona. 

¿Habrán perdido el mar debajo de los pies? Poe eso tal vez en Zaragoza y en Madrid no nos quedaríamos tan asombrados, pues ya venimos de fábrica sin mar.