Vender es saber esperar convencido

Era aprovechar el tiempo muerto, saber que vender es muchas veces esperar calmado al cliente. Era estar en la calle simplemente dejando que los tiempos pasen en la espera. Era creer en tu producto y en tu trabajo de estar e intentar. Era un vendedor del Rastro de Madrid.