Sevilla sonando en sus calles, la vida flamenca

El flamenco es cante de calle, de cueva, de rincones, de amigos y reuniones. El flamenco es vida y dolor, es alegría y sentimientos, es sobre todo sensaciones. El flamenco solo sirve si lo escuchas en directo, para que ese conjunto de arte sonoro y móvil te impregne de lo que nos quiere decir. Escuchado enlatado o mirado con la calma del sofá y sin las sensaciones envolviéndote como espectador, pierde casi todo.