Ser testigo con una cámara de imágenes

El valor de la imagen es tan potente que en los enfrentamientos entre partes a ninguna de ellas les apetece verse conservados para la historia. 

Pero es obligatorio mantener la realidad con la imagen, incluso la verdad del fotógrafo. 

Ser testigo con cámara es ser parte del momento futuro.