Fotografía de una obra de arte que no se puede repetir

Con hilos de lana y cascabeles realizó el artista canario Juan Hidalgo este montaje de color y formas, de ruptura de espacios, de distribución del color múltiple. Una escultura montaje perfecto para fotografiar y pillar nuestra propia mirada. 

Una instalación que siendo efímera pues ya nunca más podrán estar los hilos en la misma posición que vemos aquí una vez que se desmonte, conservará la idea y si la hemos fotografiado conservará también su aspecto del momento. 

Hemos cazado el momento efímero de esta obra en concreto que ya nunca más volverá a ser idéntica. La próxima vez que se montó en otro espacio habrá sido diferente. Aunque el concepto haya sido el mismo.