Que nadie te diga qué quieres. Un aplauso al diseño

Muchas veces la fotografía nos la entregan hecha, ya montada. Simplemente tenemos que mirar y ver. Cazar y tomar la pieza. Este es uno de esos ejemplos. La belleza del cartel es contundente.

El diseñador del cartel junto a la persona creadora del texto, que puede ser la misma o no, crearon aquí para una Caja de Ahorros una pieza de arte.

"Que nadie te diga qué quieres"

La tipografía está bellamente elegida dentro de una simplicidad fabulosa. El blanco de fondo es perfecto, y los colores degradados del texto le ofrecen vitalidad, movimiento. 

Estoy seguro que lo que más costó decidir fue si poner o no poner las líneas de la base del texto, para remarcar, enmarcar, poner en más valor el poco texto, incluso jugar con la pedagogía del recuerdo escolar.  Sin duda como fotógrafo y diseñador, un aplauso, como cazador de miradas mientras ando, un trofeo que me he llevado.