Mejor reírse. Es lo más serio

Es mejor reírse, pues además de ser muchas veces lo más serio que podemos hacer, como poco sirve para lo mismo que ponerse cariacontecido y con figura de mala hostia. Reír es además sano y cala más en el contrario que ponerse a llorar. Lo desconfigura pues no está nadie preparado para ver reís al contrario.