Madrid debería dejarse compartir mucho más y con todos

Madrid es de color. Incluso las zonas más grises están llenas de colores nuevos, de vidas diferentes a las clásicas, de sensaciones abiertas o cerradas. Madrid tiene color y ganas, y a veces quiere compararse, otras quiere copiar e incluso a veces se deja disfrutar por todos. Madrid debería dejarse compartir mucho más y con todos.