Estamos en tiempos mediocres donde cualquier saltamontes puede opinar

Me llaman para conocer mi opinión sobre dos partidos políticos primos y hermanos, para confluir con uno o con el otro. Tengo que apelar a bastante más que la ideología y me baso en alguna zancadilla que uno de ellos hizo para joder a mi partido político. Hay que tener cuidado con las prepotencias pues unas van y otras se van. Unas crecen y las otras se pueden volver contra o a favor de los mancillados. Cosas del tiempo. A veces me pregunto si sé lo suficiente para opinar de algunos temas complejos. Y cuando me comparo me respondo. Estamos en tiempos mediocres donde cualquier saltamontes puede opinar y decidir.