El guerrero dibujete quiere atacar. Por partida doble

El guerrero dibujete quiere atacar. Y se pone de perfil para coger velocidad en una pose atlética inútil. Es un simple dibujete duplicado, dispuesto simplemente para ser observado. No mete miedo, mete sonrisas.