Y caminaban sobre el peligro, por que les gustaba

No sé —querido Prisco— qué hacen estas mujeres sobre la línea rota. Deben estar haciendo equilibrios para ser libres. Saben que salir o entrar de las cortadas es peligroso. Pero se saben capaces de dominarse y de pisar sobre seguro. Ya antes se cayeron varias veces y siempre se levantaron.