8/27/2019

Una firma nada deseable pero que era belleza

La basura también se puede convertir en belleza. Lo uno es a veces paralelo a lo otro. Las firmas en la calle me parecen una aberración, un dislate de tontos aburridos. Pero eso no evita que a veces sean bellas. Hermosas a la mirada de algunas personas. Incluso la mía.

Luces, ténues colores, formas que trascienden al texto, contrastes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario