Siempre somos como dos gorriones andando juntos

Andar de la mano es correr.

Correr de la mano es volar.




Pero para volar… no se puede ir de la mano 

…para no arrastrarnos en la caída.