Palencia con un encuadre algo diferente

Hay escenas donde el encuadre elegido nos está pidiendo a gritos que sea atrevido, distinto, que intervenga en la fotografía para remarcar el conjunto o para añadirle un punto de vista que no sea de la clásica postal de quiosco. En arquitectura es una de las decisiones más lógicas y válidas, pero también en el arte que juega con la propia arquitectura a copiarla o a beber de ella.

Muchas veces un objetivo gran angular ayuda. Otra simplemente con una posición nuestra que sea más atrevida, acercándonos a una pared o desde una posición baja y levantando la cámara hacia el techo pero recogiendo en el encuadre algo de las paredes laterales para que surgan líneas y puntos de vista diferentes.