8/10/2019

El color tampoco es casualidad. Los pequeños toques

Con la fotografía también se puede jugar, reírse de lo natural o crear nuevas artificialidades. La creación está para eso, inventarse realidades y pensar en nuevas posibilidades visuales. Suaves toques o contundentes gritos, detalles o fuerzas impactantes. Depende del día, de las ganas, de tu propia sensación de ese momento. 

Los espectadores simplemente observamos, repensamos y diagnosticamos. Nos quedamos motivados o aburridos. Depende. Y de su comportamiento, del de los espectadores, depende que una imagen valga o no valga.

Lo peor es que no diga nada, no sea capaz de hacer sonreír o meditar o sorprender. 

En esta imagen hay decenas de hojas, podía haber elegido cualquiera de ellas para marcar el color. Pero lo he realizado con una pequeña, sin importancia, como retraída. Nada es casualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario