Trampantojo visual en una estación de Metro

Una imagen puede ser claramente un trampantojo visual. Puede parecer lo que no es. Estas cerámicas de una estación de Metro están realizadas para engañar. Las personas nos adentramos a los subterráneos y allí ya nada es natural. Son cuevas impersonales, oscuras, artificiales, donde se pierde todo contacto con lo natural. Y nos lo quieren recordar. 

Y lo hacen además de una manera sutil, suave, sin que se note casi. También es labor del fotógrafo pillar esas escenas.