Reflejos que molestan en la belleza

A veces nos reflejamos en nosotros mismos. Y esos reflejos no siempre son para añadir belleza. A veces molestamos, ocupamos un espacio que no nos corresponde. Todo podría ser más bello sin nuestra presencia.