Ante una luz mediocre ¿disparamos o nos olvidamos de la fotografía?

No es posible —si eres viajero turista, fotógrafo del instante— pillar la mejor iluminación en cada fotografía, por mucho que sepas perfectamente qué necesitarías para que aquello que estás a punto de cazar tuviera una calidad media. Pasas con la cámara y tu mirada y es el ambiente el que te ofrece la caza fotográfica.

El ejemplo de arriba es muy claro. En unos segundos pasas por la zona, vez los cormoranes desplegarse, y a lo sumo puede elegir focal y poco más, la luz no es la correcta, su dirección está equivocada, pero no puedes volver en unas horas en búsqueda de esa buena luz. ¿Qué hacer?

Sin duda disparar, el momento parece interesante y luego en tu laboratorio digital veras qué puede mejorar. Entre quedarte con las ganas y obtener una imagen mediocre, sin duda lo segundo, más ahora que disparar en digital no tiene coste económico. Aunque debamos respetar y mucho a los profesionales fotógrafos que si no ven la calidad en la imagen, simplemente no disparan. Es otra manera de ver el instante y decidir la selección antes o después del disparo.