A la hora en la que los vampiros salen de las habitaciones

Un sol y unos colores. Simplemente es la Mallorca que más color tiene, la que se puede ver cuando los vampiros salen de sus habitaciones a beberse todo el alcohol en sangre del mundo. Ni aun así quedan atrapados por las bellezas naturales de la isla.