Un pulpo con labios rojos que mira sin ver

En fotografía crear inquietud está bien, producir dudas también. ¿Qué es esta cabeza que flota en el ambiente? Pues ni el fotógrafo lo sabe bien. parece una marioneta, un pulpo con ideas, un ángel caído en desgracia por lo feo que es. No se sabe bien.