Todo es cuestión de tiempo. La vida

Tal vez la vida sea esto, cuerpos que en cuanto ya no son útiles para su primera actividad se vuelven rancios, secos, rajados, amontonados los unos sobre los otros mientras se les cuartea la piel. Tal vez ese color moreno, áspero o amarillento sea también parte de su edad. Unos sujetan a los otros mientras desde lo alto les miran los troncos bellos y erguidos. Todo es cuestión de tiempo.