¿Qué tienen que ver las hipotecas con una fotografía de un nudo?

Las ataduras nos vienen de lado a lado, desde arriba hacia abajo, hasta terminar en el nudo. Lo malo no son las cuerdas que nos atan, sino el duro nudo que nos sujeta a las cuerdas. 

Un agarre mal atado no es nada. Por eso quieren que tengamos hipotecas, pues esas si son los nudos. De una cuerda te puedes soltar, de un nudo bien hecho no.