Fotografiar es salir de caza con luz y sin balas

A veces en fotografía nos encontramos con los fantasmas esperándonos pues la fotografía es un ejercicio de caza sin heridos. En pocos minutos esta Plaza Mayor se llenará de personas y los toldos sombrillas ya no estarán apoyados en el descanso. Todo habrá vuelto al sentido lógico. Pero lograr captar lo ilógico es un buen ejercicio fotográfico con muchas variables. Es simplemente cazar lo que no todos logran cazar.