Claustro románica de la tranquilidad y el sosiego

El silencio, la tranquilidad, la lectura, el pensamiento, la interioridad, la luz, la frugalidad, el tiempo. Entre los claustros de las viejas iglesias románicas suelen contenerse los elementos ya perdidos en la vida común. Pero nadie dice si los quiere rescatar alguna vez y si se atrevería en un para siempre.