6/05/2019

Bicho trabajando, mientras yo observaba sus movimientos

La fotografía de naturaleza me gusta especialmente por los descubrimientos fáciles que se pueden hacer. Ver un castillo o un palacio es más complejo, hay que ir a buscarlo a donde está, que a veces es muy lejos y siempre muy caro. Pero encontrarte con un monumento natural es muy sencillo.

Este "bicho" rojo y con ganas de sorprender lo encontré en Candanchú una mañana fresca de primavera. Una simple mañana de caza pacífica donde todos salimos ganando. Una de esas casualidades que la fotografía te entrega incluso aunque no vayas preparado con objetivos macro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario