Tristeza aceptada en las imágenes religiosas

Es muy posible que nadie sepa trasmitir tanta profunda tristeza como durante siglos lo han hecho con maestría todos los artistas que se han dedicado a las imágenes religiosas. Tristeza serena, profunda, interior, silenciosa, sonriente incluso. Tristeza aceptada.