5/24/2019

La Semana Santa de Zaragoza a través de las personas que no molestan

La fotografía callejera además de captar el momento debe mostrar algo más añadido al instante, que refleje una cierta personalidad del momento fotografiado. En esta caso, de no tener a las personas que están pegadas a la pared desde el anonimato, la foto carecería de gracia. Lo que la puede convertir en una mirada algo diferente es precisamente las personas que miran lo que sucede desde una posición de no interferencia, arropando el momento pero sin estorbar visualmente lo que sucede. Una imagen de la Celtiberia clásica, que no da tampoco ningún paso más allá. No explica nada que no vea el espectador de forma simple, con lineas fáciles, con una geometría muy sencilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario