Fotografías de tamaño cuadrado. ¿Tienen futuro?

En fotografía había desde siempre dos tamaño de negativos o de positivos que eran los claramente admitidos como básicos y además como lógicos. El 30x40 ó formato 3x4, y el 6x6. Efectivamente en el 30x40 entraba todas sus variables, por ejemplos el 9x12 en placas grandes, el 18x24 o el clásico paso universal de 24x36. Tamaños que se iban doblando para hacerse más grandes y que pasaban del negativo o diapositiva al papel y luego a las impresiones digitales.

Con la entrada de las nuevas opciones en pantallas todo se ha modificado bastante. Ya hay diversos estándar, e incluso vuelve el 6x6 modificado en una clásica Red Social, y surge el vídeo en vertical para dolor de muchos, cuando siempre el vídeo (y el cine) había sido horizontal. 

Si volvemos la mirada a los tamaños y formatos de imagen vemos que el tamaño medio, el de 6x6 tuvo algunos antecedentes curiosos antes del paso universal como la película y cámaras de 4x6,5.

Cada vez vemos con más posibilidades el tamaño cuadrado del antiguo 6x6 centímetros de cámaras de formato medio. Formato cuadrado que también utilizaron las clásicas fotografías Polaroid.  

Las imágenes cuadradas tienen su "punto" que obligan a tener que reencuadrar de otra manera, sobre todo si utilizas imágenes digitales que "cortas" en el ordenador.

Nota.: Se entiende que a veces hablo de milímetros y otras de centímetros en la entrada. En realidad hablo de proporciones.