Fotografiar la España de las terrazas, de las calles ocupadas

Fotografiar la calle de España es un aliciente original que nos ofrece muchas posibilidades de fotografía urbana pero también de fotografía social. Las calles están vivas y muchas veces llenas y quietas, mientras todos los demás pasamos sin fijarnos a una velocidad poco fotográfica.

La España de las terrazas, del ocio de bar, de la calle ocupada es un conjunto fotográfico muy interesante y sobre todo bastante distinta de lo que es habitual ver por otros países. España es la calla quieta, la calle como espacio de ocupación tranquila. En España las personas pueden estar en la calle simplemente sentados. En otros países esto se hace solo en los parques.