5/12/2019

Fotografía familia. La más gratificante de todas

La fotografía familiar es una de las actividades más gratificantes posibles. Sobre todo con el paso de los años y la revisión de tiempos muy viejos. Se pierden miedos a verse irreconocibles, y se traen a la memoria momentos e incluso detalles totalmente olvidados. Esta imagen es de diciembre de 1965. Un niño tenía 8 años recién cumplidos y el otro no llegaba a los 10 años. El pequeño debía ser un trasto pues le delata su sonrisa y su rodilla averiada. Y ambos parecían muy dados a ponerse flores en las solapas. Su formación militar en la imagen nos podría indicar que le iba el orden y el mando pero… ¿Qué habrá sido de ellos? ¿Algunos habrá sido militar o policía? ¿Les gusta el orden y la disciplina? ¿Al mayor le habrán seguido creciendo las orejas hasta convertirse en Dumbo?

Hoy ambos tienen más de 60 años, se miran y se sonríen viendo esta imagen con el Pilar al fondo. Creo que a ninguno le gusta el orden, ni el establecido ni el de por establecer. Se hicieron gente de la cultura y para nada fueron militares ni agentes de ese orden que aparentan, aunque algo sí han seguido manteniendo. Su amor por las flores, las cañas y la naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario