9/17/2019

La vida a veces te agacha ella misma, te doblega

La vida a veces te agacha ella misma, te tuerce, te doblega, te tumba incluso. Y te quedas doblegado, o sentado o de rodillas. Depende de tus ganas.  

Estar sentado es una actitud, pero hay muchas formas de estar sentado. Depende de tu mirada, de tus aditamentos, de tus ganas por levantarte. 

La felicidad no tiene nada que ver con la posición, depende. Aunque creamos lo contrario tener tampoco supone mucho. Ayuda, pero somos nosotros los que contenemos felicidad dentro. O no. 

Es Madrid.

Y los hilos se habían caído hacia el suelo. El piano no sonaba

El músico estaba cansado y apoyó su cabecita sobre el piano. Se le habían agotado los dedos de tanto pulsar. Intentó dormirse unos momentos, pero no le dejaban los sonidos del trapicheo del mercadillo. Su amo, muy buena gente, le había dejado descansar pues sabía que sin él… la música no sonaba igual. El piano descansaba también. Y los hilos se habían caído hacia el suelo. ¡¡Chiss!!

9/15/2019

Mejor reírse. Es lo más serio

Es mejor reírse, pues además de ser muchas veces lo más serio que podemos hacer, como poco sirve para lo mismo que ponerse cariacontecido y con figura de mala hostia. Reír es además sano y cala más en el contrario que ponerse a llorar. Lo desconfigura pues no está nadie preparado para ver reís al contrario.

¿En dónde se esconde la muerte? ¿Tiene color?

¿En dónde radica la muerte? Tal vez se esconda dentro de un agujero, o se disfrace de moho, de verdín, de líquenes brillantes o de musgo atractivo. La muerte es siempre negra para quien la observa e indeterminada para quien la sufre. Siempre es un acabar.

9/14/2019

Las sombras dependen de la luz en negativo

Las sombras forman parte del paisaje, pero no son paisaje pues se mueven, cambian, desaparecen. Dependen de la luz, forman parte de la luz, son oscuridad con algo de luz. Sin sombras la luz queda muy plana.

9/13/2019

Son 100 obras de arte imposibles. Son 100…, pocas

De las 100 obras de ARTE imposible que nos presenta en este listado la artista Dora García, yo me quedo con un buen montón como asignaturas pendientes. la número 100 es la más compleja de todas. La 80  casi la practiqué en un viaje lejano, a base de hablar con Zaragoza de día cuando yo estaba de noche. Y la 18 la he visto de cerca pues uno de mis maestros gráficos era daltónico y supo enseñarme perfectamente a crear todo tipo de colores mezclando los 3 básicos, aunque el los viera de otra manera y sin equivocarse nunca.

El ARTE y el mundo que queremos vivir

El fotógrafo francés Marc Pataut nos dice: ¿Qué tipo de arte queremos hacer?, buscando en la respuesta otra respuesta a una pregunta diferente. ¿En qué mundo queremos vivir?

Podría parecer imposible que con una pregunta se obtuviera respuesta a otra pregunta distinta, pero es una forma de obtener la verdad sin engañarnos nadie. 

El arte lo crean los artistas, pero también esto es mentira. Lo crean en definitiva los que propagan el arte, los que no lo limitan, los que le dan visibilidad. 

Y son esos los que modelan la sociedad que queremos tener.

No podríamos entender los años 70 u 80 del siglo pasado si no fuera porque iban envueltos en un tipo de arte muy determinado. El ARTE no solo formaba parte de aquellos años, es que además influía queriendo o sin querer en la estética, en los movimientos, en las formas y palabras, en los fondos y comportamientos. En por cierto lo que nos ha quedado (en gran parte) de aquellas décadas, sea música, pintura, teatro, literatura, escultura o movimientos artísticos.

El ARTE de estas décadas iniciales del siglo XXI será el que marcará nuestro camino, o incluso el que NO lo marcará llevándonos a las tinieblas. No depende de los creadores, sino de los propagadores de ARTE.

Dolor, angustia, oscuridad

Dolor, tinieblas, dolor.

Angustia, cosicidad, angustia.

Oscuridad, muerte, oscuridad.


9/12/2019

Nada es necesario para soñar. Ni tan siquiera estar

Mirar es imprescindible para ver, pero incluso sin mirar podemos ver. Para ver es imprescindible sentir, detectar que algo nos está influyendo. Para sentir es imprescindible estar despierto, pero incluso en sueños podemos sentir.

Nada es necesario para soñar.

Ahora para nosotros es simplemente una fotografía marrón casi gris

Sin cristales todo sale mucho más frío. La teoría de los cristales rotos cumple lo tristemente prometido. Vejez, dolor, tristeza, soledad. Es una ventana de un barracón que acogió a mucho dolor y a más lágrimas. Ahora para nosotros es simplemente una fotografía marrón casi gris.

9/11/2019

Zoco, foro, tienda, rastro, plaza, trapicheo, outlet, encanto

La tienda callejera es la imagen celtibérica y comercial más árabe, valga la comparación falsa de ambas. O no. El zoco árabe vino posiblemente del foro romano y griego, de la plaza clásica castellana y aragonesa con sus variables. 

Lugar de tiendas pero también de ocio, de conversación, de vinos, de estar. España bebe de muchas culturas y sus plazas porticadas siguen siendo objeto de culto y de paseo, de entrada a las zonas de ver y beber, de estar y compartir. 

Hoy queremos llamar rastros a las zonas de trapicheos, de encantos, de charlas y cambios, de ventas y compras diferentes. 

O bien los llamamos outlet como espacios comerciales de salida de productos viejos, fuera de fecha, de mercado. Todo es lo mismo, aunque no lo parezca. Comprar, vender y disfrutar.

Madrid debería dejarse compartir mucho más y con todos

Madrid es de color. Incluso las zonas más grises están llenas de colores nuevos, de vidas diferentes a las clásicas, de sensaciones abiertas o cerradas. Madrid tiene color y ganas, y a veces quiere compararse, otras quiere copiar e incluso a veces se deja disfrutar por todos. Madrid debería dejarse compartir mucho más y con todos.

Será mustia y arrugada. Es cuestión de tiempo

Los guapos, las guapas, saben que son guapas. Las miramos más, nos sorprenden con su belleza, con su movimiento, con sus brillos y colores. Pero saben también que todo es efímero. 

Que tras el color viene el marrón. Que tras la tersura viene los arrugamientos y la mustiosidad. 

Ven a su alrededor hojas ya tiesas, mustias, ajadas, marrones y sabes que todo es cuestión de tiempo. 

Mientras tanto, seguiremos admirando la flor bella.


El blanco es un color más. O uno menos

Enmarcar la santidad en blanco inmaculado es plantearnos que lo blanco es la pureza de pensamiento. Depende de culturas. 

El blanco es luz y en fotografía puede ser también el vacío. El blanco es nacer si lleva rojo. Y es morir si suena a sábana. El blanco es sobre todo un color más. O uno menos.

9/10/2019

Amores alrededor de una flor amarilla

Un ramo de vida es un ramillete de deseos. Un conjunto de tus besos reunidos todos juntos y pintados de amarillo. Un gran tiempo juntos. 

Hay momentos abiertos, instantes cerrados, tiempos de espera, dudas y certezas. Hay cambios de colores entre nosotros pues la piel se cuartea según la tocamos con las mismas manos de siempre.

Nunca vemos lo ajada que va quedando la senda que recorrimos, lejana ya, pues seguimos queriendo ver tan solo el futuro. 

Lo de menos es lo que dejamos atrás. Lo de más, lo que todavía queda, que es mucho. Las flores amarillas siguen intactas.


El fotógrafo suizo Robert Frank apagó su cámara

En recuerdo del fotógrafo suizo Robert Frank, fallecido a los 94 años tras una larga carrera como fotógrafo artístico de realidades sociales. Se hizo famoso por su trabajo sobre los EEUU titulado “The Americans” realizado en el año 1958, aunque después se especializó más en la fotografía de cine y como director de diversas producciones. âra este trabajo realizó 28.000 fotografías de las que publicó 83 de ellas.

Sus últimos años no fueron tan felices como hubiera deseado, pero nos dejó su obra y su pensamiento, del que dejo abajo dos pinceladas.

“Llegué donde quería llegar, pero no resultó ser el lugar que esperaba encontrar. Aún sigo siendo un outsider”

“Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”



Blanco para impresionar a los humanos

Blanco humano, blanco de los humanos, blanco para los humanos, blanco de paredes y ropas, de cielos y de mares. Blanco de Ibiza. Blanco para llamar y para impresionar. Simplemente blanco.

Nunca el color puntual pudo vencer a las formas

Nunca el color pudo vencer a las formas. Menos todavía si ese color era débil, puntual, selectivo. Por eso mismo siguen triunfando las imágenes en blanco y negro, porque lo que sirve son las historias, las miradas, las formas, los elementos. El color es un añadido que además cada uno vemos con matices diferentes. No te dejes engañar o atrapar por los colores vivos, generalmente son producto de la naturaleza o reforzados artificialmente para impresionar.

Rayas intermitentes, como la propia vida

Levemente intermitentes por efectos del tiempo. Así se comportan estas líneas sin pretenderlo, hasta configurar una sensación de caminantes que titubean ante las contrariedades. 

Siempre hay piedras en los caminos, pero hay que saltarlas u orillarlas. Y si son grandes emplearlas para sentarse encima y descansar sobre ellas.

9/09/2019

Hay rayas naturales, anteriores a los humanos

Las rayas se juntan con las rayas hasta formar un bosque de rayas. Es lo lógico. Si lo hacemos los humanos, las rayas también saben. No podemos decir qué es antes, si la raya o el humano, pues hay rayas naturales, anteriores a los humanos.

Antonio Machado nunca se puso de perfil

Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.

Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar.

Caminante, no hay camino, sino estelas en la mar.




Caminante, son tus huellas el camino y nada más.


Nota.: La escultura es de Pablo Serrano


Sombras simplemente sombras. Incluso negras

Las sombras que asombran sobre las sombras. Sombras blandas, suaves, rotas, raras. Sombras poco claras. Simplemente sombras.

9/08/2019

Urbanismo húmedo de un Londres en día gris

En pocas ciudades podemos ver a personas aguantando debajo del mal tiempo, como si llover no fuera con ellos. Pero cuando se vive en una ciudad gris de color, con muchos días de lluvia, hay que aprovechar cualquier momento en que no esté diluviando. Esto es Londres, un día de aguas grises, un bar donde incluso para leer el periódico hay que refugiarse entre la sombrilla paraguas y la capucha. Pero es lo que hay. Urbanismo húmedo.

Un ojo artístico, que mira para entretenerse

Al ver este ojo a uno le entran ganas de fotografiarlo aunque no lleve cámara. Hoy es casi imposible no llevarla a mano, así que me armé de valor y la pille desprevenida. A la imagen, al ojo, al cuadro anónimo que mostraba este montaje. ¿Qué mira? No lo sabemos, pero seguramente a todo el que pase cerca. Para entretenerse, tal vez.

Curiosidad española de la clásica Celtiberia de siempre

La fotografía callejera es también ese deseo simple de pillar lo curioso, la imagen que identifica el lugar. Esta fotografía, como ejemplo, es un clásico de Celtiberia Show, una imagen que retrata un espacio social. Viendo el cartel de la fotografía sabríamos en el acto que estamos en un clásico rastro español. A partir de ese momento hay que buscar si se puede un encuadre atractivo, y se caza como elemento para tu colección de curiosidades españolas.

9/05/2019

¿Qué tipo de fotografía podemos hacer con una mala luz?

La belleza está incluso con luces naturales malas. Cuando uno viaja a Londres espera días de sol brillante para disfrutar de los colores, pero sabe que tendrá varios días grises e incluso parecería artificial no poder fotografiar Londres desde días nublados, apagados, tristes. 

La melancolía de un día nublado a media mañana es sustancia para mostrar ese Londres que todos tenemos ya imaginado. Calmado, sombrío, tranquilo, casi adusto, ensimismado. 

Por eso en ese tipo de fotografía hay que mostrar poca gente, lugares que acompañen a la luz, y el color si se desea, se puede subir algo modificando el revelado, el procesado. En todo fotografía lo importante es lograr mostrar el ambiente real del momento, la historia que estamos viendo, incluida su luz y sus colores.

9/04/2019

Hierros agarrados los unos a los otros. Como todos nosotros

Hierros de mar, de aire húmedo, de urbanismo de pescado. Hierros. Simplemente hierros agarrados los unos a los otros. Como todos nosotros.

9/03/2019

Eres capaz de volar hacia el exterior. O incluso hacia el interior

No es para que entre luz exterior, es para que podamos volar hacia el exterior. En el exterior está todo. Incluidos nosotros. Incluidos los que antes que nosotros ya han decidido volar. Subes por generación espontánea. Observas algo que te llena de belleza y simplemente por eso ya eres capaz de volar hacia el exterior. O incluso hacia el interior.

9/02/2019

Belleza verde, roja y negra en el Madrid del Arte

La belleza de los lugares es la suma de varios elementos. Esta imagen nos muestra un urbanismo artístico, útil, bello. Se suma un edificio antiguo acompañado de una reforma muy moderna. Una pared vertical formando un jardín verde que contrasta perfectamente con los rojos del edificio. Y una persona ofreciendo música callejera para terminar de redondear el espacio.

Es la suma lo que suma. Es la suma la que logra complementar cada uno de sus sumandos.

9/01/2019

Ni yo mismo sé quien soy. Y ni me importa

Puestos a pensar con calma, muchos de nosotros sabemos que no existimos. peor nos lo callamos. No queremos destapar la verdad engañosa de nuestros compañeros de camino. ¿Existir? Si de verdad existiéramos y tuviéramos conciencia de nuestro fugaz paso, gastaríamos cada día de otra manera mucho más útil. Por eso sé que sabemos… que no existimos.

Libros escayolados esperando a mañana

¿Tú sabes cuántos mañana han existido en la historia? Todos tendemos a decirnos "mañana" como si fuera la solución a no querer vivir el "hoy". Pero el mañana nunca existe. Siempre se pierde en alguna volada de aire.

Mira estos libros escayolados. Se quedaron así al admitir que los leerían "mañana". Muchas veces no hay que pretender que te lean, nos debemos conformar con que nos abran.

8/31/2019

Yo a veces sueño con soñar. Soy así de despierto

Soñar es parte de los sueños. Y los sueños son parte de nosotros. Se puede soñar despierto, incluso… según me dicen, se puede soñar dormido. Nunca sabremos qué numero de sueños de los dormidos se logran cumplir y sin les ganan a los sueños de los despiertos.

No te fíes de lo que te enseñan. Puede estar manipulado

No te fíes de lo que ves, podría haber sido manipulado para que lo observaras con mejor ánimo de compra. Hay expertos en darle la vuelta a las cosas para que parezcan mas agradables. Simples engaños visuales para resultar distintos y poderse vender mejor.

8/30/2019

A veces creo que yo mismo me estoy mirando

Y cuando eso sucede me entra una sensación extraña de idiotez elemental. ¿Se puede sentir una idiotez en grado sumo, una idiotez inteligente? 

El surrealismo no siempre son sueños sacados desde dentro, a veces son realidades sacadas hacia fuera. Pero no sé diferenciarlas. 

Cuando alguien se come la última galleta, me siento más idiota todavía. Soy de los que creen que la última hay que dejarla de muestra.

Soñar con los futuros, pero siempre desde los presentes

La madrileña Dandara Catete nos ofrece unas esculturas en Madrid de las que hemos extraído esta sección con la mirada personal del fotógrafo. Detalles de estructuras que sobre un mundo interior complejo y desconocido elevan los hogares azules de la esperanza por encontrar la luz, la libertad, el cielo que permite volar. 

La artista creadora sigue siendo ella, la mía es una simple reinterpretación de sus elementos. Un sueño, una mirada.

Y caminaban sobre el peligro, por que les gustaba

No sé —querido Prisco— qué hacen estas mujeres sobre la línea rota. Deben estar haciendo equilibrios para ser libres. Saben que salir o entrar de las cortadas es peligroso. Pero se saben capaces de dominarse y de pisar sobre seguro. Ya antes se cayeron varias veces y siempre se levantaron.

8/29/2019

Un libro siempre es peligroso. Puede caer sobre una persona y convertirlo

—¡Me has engañado!, estaba este esclavo tachado de tonto y lo compré por veinte mil sestercios. ¡¡Devuélveme el dinero!! pues Gargiliano es muy listo. Es peligroso.

Marco Valerio Marcial

Vacío de quien no le importa el vacío

—Baso ha comprado por diez mil sertercios unas capas tirias del mejor color. Ha hecho un buen negocio.

—Tan bien ha comprado, dices?

—Ya lo creo. No piensa pagar


Marco Valerio Marcial

Un ojo de los muchos con los que te miran en las ciudades

Por las calles te miran. Es inevitable. Te miran incluso sin saber que te miran. A ojo. Con ojos. Desde los ojos más increíbles. Este no es mas que un ojo más.

8/28/2019

Leopoldo Pomés se fue con sus imágenes de miradas

Ayer se nos escapaba el fotógrafo español Leopoldo Pomés, un catalán retratista que se pasó a la publicidad para seguir retratando a personas con miradas agudas y penetrantes.

Leopoldo Pomés fue uno de los artistas indiscutibles de la fotografía contemporánea española de la segunda mitad del siglo XX que supo hacer de la imagen el motivo de su vida. Normalmente eran las mujeres como elementos de belleza intrigante las que marcaron gran parte de su trabajo artístico, pero sin olvidarnos de que empezó en la fotografía social y urbana, con su mirada delatadora de realidades duras y complejas.


La geometría existe. Incluso en la vida real

La geometría es algo más que un libro antiguo. Pueden ser unas sombras, una artificial manera de quedar atrapado en la mirada.

La geometría existe. Aunque ahora ya no se quiera mirar con detenimiento.

Urbanismo madrileño de gigantes de peluche

En ese urbanismo de mezcla donde las personas se mueven hacia el caos o desde el caos, dos elementos permaneces quietos. El oso panda que tiene que sobresalir para ser observado, y la escultura del Rey sobre caballo que sirve perfectamente para que se posen las palomas asustadas. 

Nunca supuso Carlos III que estaría al lado de osos sin madroño, de dibujos animados o de artistas callejeros que casi vuelan entre equilibrios. Por cierto, la mirada del oso panda resulta casi amenazadora. 

8/27/2019

Soy un cobarde. Nunca lo llegué a ver

Creo que tras la puerta se escondía algo ilegal tras leer el mensaje casi secreto. Me advertía de que dentro, en el solar, había que buscar un ladrón de forma urgente. 

Por si acaso el salía, me fui rápido. Nunca lo llegué a ver. Soy un cobarde.


La señora sentada observaba y tomaba notas. Cuidado

Observar es una cosa. Absorber es otra.

Aquella señora no se movía, sentada en su bando de espía, contemplando cómo se movía el mundo a su alrededor. Ella quieta, todo lo demás circulando.

Era una paisaje teatral donde no faltaban ni la nota con apuntes ni los cartones de atrezzo. Utilería para taparse por las noches.

Con dos dedos se sujetaba la boca, sus labios, para no hablar, para no gritarles, para esconderse. 

Me fui de la obra sin ver el final.

Una firma nada deseable pero que era belleza

La basura también se puede convertir en belleza. Lo uno es a veces paralelo a lo otro. Las firmas en la calle me parecen una aberración, un dislate de tontos aburridos. Pero eso no evita que a veces sean bellas. Hermosas a la mirada de algunas personas. Incluso la mía.

Luces, ténues colores, formas que trascienden al texto, contrastes. 

La vista muchas veces nos engaña

La imaginación pudo entrever sombras y formas, pero todas estaban equivocadas.

Nadie debe sacarnos del engaño visual, cuando este se produce.

Casi lo mejor es dejar que la realidad vuelva a su sentido lo que vemos, para sentirnos bien.

Nada hay como desengañarse por uno mismo.

8/26/2019

Era tan frágil mi sueño, que se me escurría entre los dedos

Esta noche he tenido un sueño muy extraño y curioso. Soñaba que me servían vino blanco en una copa hermosa de cristal y al irla a coger se me deshacía entre las manos. Era como de papel donde el líquido no se derramaba hasta que yo la cogía con la mano y todo se convertía en débil, frágil, deforme.

Nunca pude probar el vino, no llegué a saber si merecía la pena seguir intentándolo o era una mal vino de polvos. Siempre la copa de cristal delgadísimo se me doblaba entre los dedos dejando escapar el líquido.

Terminé levantándome a beber agua del grifo.

El malecón de La Habana, lleno de esculturas

El malecón de La Habana es de esos lugares especiales del mundo que tiene vida propia. Es imposible no estar allí y quedar prendado de su clásica postal de tarde, con sus pescadores intentando decorar el paisaje.

Hay estampas inseparables de su lugar de origen, espacios que hay que mantener con sus personas dentro, como si formaran parte del paisaje. Son como estatuas decididas a perpetuarse en el espacio tiempo. 

Nota.: La imagen está enviada por Luis Iribarren, conquistador de mundos y de personas.

Hierros que nacen oxidados y muertos

La geometría del hierro parece eterna

pero depende del capricho del dueño

y de la utilidad de lo que nace ya condenado a morir

oxidado para que no sea capaz de seguir degradándose.



Nos interesan las formas, los colores, las utilidades. 

Los tiempos dependen de muchos más factores sin control.