Tomates de lágrima o tomates de campana. Eso sí, amarillos

Los tomate pera pueden ser de muchas maneras posibles. Hay incluso tomate Camino de Santiago, tomate peregrino, tomate amarillo de campana, o tomate de lágrima. Estos no tengo ni pajolera idea de cómo se deberían llamar. Si acaso tomates de Anzánigo. Estaban muy sabrosos, eso sí.