Tamborilero en Bruselas, que no suena

Un lejano tamborilero en la Bruselas más céntrica, en las alturas para advertir que vienen los enemigos. Esbelto pero silencioso. Tal vez por eso tenga un color frío.