También los buenistas cabreados podemos tener muy mala leche

La alambrada de la imagen de arriba la inventaron los hombres contra los hombres. Daría igual el lugar y los motivos. 

Todo es falso, excepto que algunos hombres quisieron sujetar a otros hombres: impedir, coartar, prohibir, suprimir. 

Hombres contra hombres. Egoísmos contra libertades, salvajadas animales contra humanidad de comprensión.

Estamos en una fase parecida. Nos rebelamos contra nosotros mismos, contra el humanismo, para volvernos animales de defensa violenta. Somos animales y lo seremos durante siglos y siglos. 


Lo que no nos impide intentar que el humanismo que no siempre tiene que ser “buenismo” sea implacable también. 

¿Quien piensa que los “buenistas” no sabemos defendernos, e incluso tener mala hostia?