Tres tonterías para mirarnos entre sueños

Casi nunca una pared es un espejo, mientras que muchas veces un espejo es la pared.

Las arrugas de la piel se ven mejor con una luz adecuada. Si son muchas lo mejor es apagarla.

El color depende del contraste. El contraste depende de la luz. La luz depende de la mirada.