Torres de iglesias buscando a Dios

Las grandes torres religiosas buscan siempre el mismo fin, acercarse a su Dios. Pero lo que nunca he llegado a entender bien es esa manía de pensar que Dios está en los cielos y no dentro de las tierras. 

Es tan inmenso el universo, que resulta imposible edificar una gran torre que mire al Dios que nunca sabemos donde se encuentra.